martes, 8 de junio de 2010

Jon Bon Jovi incia una maratónica presentación de doce conciertos repartiendo besos.


APPS News.com

Hace tres años, Jon Bon Jovi tocó en la misma escena por primera vez en el O2 Arena de Londres. Anoche realizaron el primero de una asombrosa planificación de 12 conciertos. Las estrellas de USA volvieron a parpadear una sonrisa, también besaron a algunas chicas y tocaron por espacio dos horas y media de show con un espectáculo lleno de himnos.

Desde junio de 2007, el O2 Arena se ha convertido en uno de los lugares elegidos por el líder mundial rockero. El éxito comercial de Bon Jovi se extiende a 25 años de trayectoria, con más de 120 millones de álbums vendidos - 28 millones de ellos son por las ventas en 1986 del mítico “Slippery When Wet”.

Desde el primer instante, la banda entregará lo mejor sobre el escenario. “Blood On Blood” comienza a marca el ritmo. Es entonces que se pone en marcha con una centella la guitarra de Richie Sambora , que viste una chaqueta plateada. Sambora mantiene viva la llama con su trabajo virtuoso en la guitarra que nunca deja de los fuegos artificiales le quiten protagonismo.

Luego la sección de ritmos que se obtienen de la mezcla del rock-blues provendrán de David Bryan , su sintetizador larga ráfagas de emoción mientras desliza sus dedos por las teclas.

El plato principal, sin embargo, es el cantante. Con cara angelical y miraba azul profundo, este héroe de 48 años evidentemente nació para lo que bien sabe hacer. Su cabello es perfecto y sus dientes deslumbran en una blanca sonrisa en el 02 Arena.

Se mueve dirige hacia el público para dar besos en algunas mejillas de sus enfervorizadas fanáticas (por las caras, varios hombres cambiarían el privilegiado puesto de ellas).

Un acercamiento al escenario

“When We Were Beautiful” es una de las ovacionadas. “Work for the Working Man” contiene una faceta de crudo realismo gráfico social. A diferencia de la mayoría de los conciertos escénicos, las pantallas grandes que se utilizan únicamente muestran material de archivo.

Hay algunos momentos sin fondos. Un par de canciones en mi apreciación como la de los Eagles estas demasiado cargadas de adornos innecesarios. El cover de desechados Leonard Cohen “Hallelujah” es en exceso emotiva y auto reverencial.

La calidad de sonido y puesta en escena son indiscutiblemente magistrales, melodías limpias, aire de perfección calculada hasta en el mínimo detalle te hacen añorar un poco de suciedad al estilo de Bruce Springsteen por ejemplo.

Nada pudo opacar la increíble sonrisa de Jon Bon Jovi aunque hicieran su entrada triunfal los acordes de “Living on a Prayer”.

Después de la presentación de anoche es seguro que la banda Bon Jovi repita su próximo concierto en el 02 Arena cuando llegue el nuevo material.

bonjovifanclub.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada